lunes, 1 de mayo de 2017

Redskins biografía (1ª parte)



Los orígenes de los Redskins se remontan a 1981 en la localidad inglesa de York, donde dos futuros componentes del grupo (Chris y Martin), tocaban en una banda llamada No Swastikas. Su música estaba influenciada por grupos como los Jam y los Clash. Pero los Redskins no nacerán oficialmente hasta 1982, que es el año en el que Chris y Martin forman la banda tras irse a vivir a Londres. Ambos eran militantes del troskysta Socialist Workers Party (SWP), por lo que el grupo desde el principio adoptó una postura abiertamente política en sus letras. A nivel estilístico, la música de los Redskins era una mezcla de soul y punk. En palabras del propio Chris, “querían cantar como las Supremes y ser como los Clash”. Fueron comparados también con los Dexys Midnight Runners o los Jam, pero es evidente que la principal influencia de la banda, aparte de los Clash, era la música negra. 



Desde sus tiempos en los No Swastikas alguno de los miembros del grupo ya tenía cierto look mod-skinhead. Y de hecho, se decantaron por el nombre de Redskins, porque se consideraban skins y evidentemente eran “rojos”. En unos tiempos en los que el movimiento skinhead empezaba a ser asociado constantemente con la extrema derecha, los Redskins se reivindicaron como una banda de izquierdas, lo que ayudó e inspiró sin lugar a dudas el posterior desarrollo del movimiento Red Skin a nivel mundial. No hay que olvidar tampoco que en esos años estaba en el poder la infame Margaret Tatcher, motivo que llevó a la politización y al activismo a un buen número de formaciones inglesas de la época no solo de punk, sino también de rock y pop. 



Chris Dean (guitarra y cantante), Martin Hewes (bajista), y Nick King (batería) conforman el eje central del grupo. Debido al estilo que hacían, los Redskins siempre estuvieron arropados por una sección de vientos, siendo Lloyd Dwyer y Steve Nicol, dos de los músicos que más tiempo tocaron con la banda. Tras un intento de grabar algo con en el que era el sello de Paul Weller, Respond Records, y que al final se quedó en nada, los Redskins finalmente debutaron a nivel discográfico en 1982 con el single de Lev Bronstein. La compañía que se hizo cargo de su edición fue CNT Records, un sello de Leeds que llevaba Jon Langford, quien fue componente de grupos como los Mekons o los Three Johns entre otros. Lo de llamarse CNT me imagino que estaría influenciado por la "Confederación Nacional del Trabajo", pues casi todo el catálogo de bandas que grabaron para CNT Records eran bastante políticas (Newton Neurotics, The Ex, los mismos Mekons, etc). La canción dedicada a la figura de León Trotsky brilla por sí sola, mientras que “Peasant Army” es también muy potente aunque quizá menos brillante.



Dicho sencillo llamó la atención del afamado locutor de radio John Peel, quien propuso al grupo realizar una “Peel Session” un mes tan solo tras la salida del trabajo (dicha sesión, salió editada en formato 12” en 1987). El siguiente single de los Redskins salió en 1983 de nuevo con CNT Records. Lean On Me fue el sencillo que encumbró de verdad a la banda. La revista musical NME la calificó como “simplemente el mejor” de los singles independientes del momento, mientras que Garry Bushell lo votó en el Sounds como single del año. Aparte de su calidad, quizá lo que le influyó a Bushell fue que en aquellos tiempos él era también simpatizante del SWP… Y aunque no creo que tuviera nada que ver, decir también que Chris Dean realizaba crónicas musicales para el NME utilizando el pseudónimo de X Moore. Volviendo al Lean On Me, tanto la canción que daba título al trabajo como su cara B, “Unionize!”, tenían temáticas relacionadas con la lucha y la solidaridad obrera. 




Como decíamos, el éxito de Lean On Me trajo el interés de compañías más grandes, y es así como los Redskins acabaron en las filas de Decca, con quienes se estrenaron en 1984 editando el EP de Keep On Keeping On!, cuya canción principal se convirtió rápidamente en un himno. La salida del 7 pulgadas coincidió con uno de los momentos más duros de las huelgas mineras que habían comenzado ese mismo año en todo el Reino Unido y de hecho, el tema estaba basado en dichas movilizaciones. Muchos grupos de la escena alternativa se llegaron a solidarizar con la lucha llevada por los mineros y no fueron pocos los festivales que se hicieron para conseguir dinero para su causa. Los Redskins se volcaron con esta lucha y aparte de realizar numerosos conciertos en favor de ellos, llegaron a sacar en un programa de televisión al que fueron invitados a un minero para que al principio del “Keep On Keeping On!” soltara algunas proclamas. El problema fue que tan pronto como apareció en el escenario, los del programa le cortaron la voz de su micro en un claro ejemplo de censura, por lo que no se pudo escuchar nada de lo que dijo (el video está en Youtube). Los restantes cortes del EP eran “16 Tons”, versión popularizada en su día por Tennesse Ernie Ford y que versa precisamente sobre mineros, y la de “Reds Strike The Blues”, que es otro himno obrero y que tiene una clara influencia del rockabilly. 



Decíamos al principio de esta biografía que los Redskins fueron claros precursores del denominado movimiento red skin mundial al posicionarse a la izquierda en unos años en que la escena skin británica atufaba realmente mal políticamente hablando. Y es por ello que la banda pasó a ser uno de los principales objetivos para todos los boneheads nazis de la época. Y fue precisamente en 1984 cuando el grupo fue agredido durante una actuación en Londres dentro del festival denominado Jobs For a Change. De este evento hablaré con más profundidad en la siguiente entrada

Billy Bragg y Chris Dean


Llegamos a 1985. Es durante este año en que la banda se desmarca oficialmente de la denominada Red Wedge. Esta iniciativa fue creada por un colectivo de músicos que pretendía con ella involucrar a la gente joven con las premisas del Partido Laborista (recordemos de nuevo que la Tatcher ocupaba el poder). Algunas de las bandas que apoyaron dicha propuesta durante los conciertos que organizaron fueron, entre otras, Steel Council, Madness, Billy Bragg, Elvis Costello, Tom Robinson, Bananarama o los Communards. Los Redskins junto con los Housemartins y otros, fueron de los pocos grupos que negaron su apoyo a la Red Wedge, manifestando Chris que si la organizaba el Labour Party (el Psoe inglés para entendernos), todo estaría atado y vendido de antemano.



El siguiente single de los Redskins salió ese mismo año 1985 pero ya tras la finalización de la huelga minera (con derrota para los mineros, por cierto). Bring It Down (This Insane Thing) fue llamado el trabajo que contaba con precisamente “Bring It Down” como tema estrella, un alegato a la unidad en la lucha a ritmo de soul y funk. En la otra cara estaba “You Want It, They Got It”, un corte más cañero donde de nuevo se mezclaban el punk y el soul. Un tiempo después, Decca convertiría el sencillo en un doble single añadiendo las canciones “Turnin' Loose (These Furious Flames)”, la increíble “Take No Heores” y “Go Get Organized”. Decir que el batería Nick Wing dejaría la banda durante la grabación de este Bring It Down. Él era el único componente que no militaba en el SWP y mucha gente interpretó que las diferencias ideológicas estuvieron detrás de su salida. Steve White de los Style Council acabó grabando los temas, aunque como batería oficial acabaría entrando Paul Hookham (ex Woodentops). 



En el mes de noviembre los Redskins organizaron una gira denominada Anti-Apartheid Tour. Su intención era editar al mismo tiempo el single Kick Over The Statues como ayuda a la campaña en contra del gobierno racista que en aquellos tiempos tenía el poder en Sudáfrica. Pero lo que pasó fue que la compañía Decca se negó a sacar un non-profit trabajo, cosa que provocó que la banda acabara robando el máster con la grabación y acabara editándolo con Abstract, un sello independiente que se apresuró a poner el single en el mercado donando todos los royalties a la ANC (African Trade Unionist- Sindicato Africano). “Kick Over The Statues” es otro clásico punk-soul del grupo, mientras que “Young and Proud” hace que el sencillo esté a la altura. 



The Power is Yours saldría en febrero de 1986, llevando también una versión del clásico popularizado por Wilson Pickett “99 and a Half (Won’t Do)". El single fue un buen aperitivo soul de lo que vendría después, nos referimos al mítico primer LP de los Redskins, el fantástico y aclamado Neither Washington… Nor Moscow (London Records), donde casi todos los éxitos de sus anteriores singles estaban presentes (regrabados de nuevo), y junto a ellos, otras nuevas y buenísimas canciones, como por ejemplo, “Hold On” o “The Crack” (incluida en el vinilo pero curiosamente ausente en la posterior versión en CD que salió del disco). Como casi todos sus anteriores trabajos, este LP de la banda llegó a las listas de éxitos, y es que hay que destacar que pese a su postura política, los Redskins funcionaron siempre bastante bien a nivel comercial.



El single It Can be Done!, aparecido también en 1986, significó la última grabación del grupo antes de su separación. Dicho sencillo salió más tarde en formato 10” con los temas extras “Let's Make It Work” y el genial “Plateful of Hateful” (esta canción me gusta sobre todo cómo la hacen en su disco en directo). Los Redskins se separaron en septiembre de 1986 tras una gira que hicieron por Italia y Alemania (su último concierto fue el 15 de septiembre en Munich). Parece ser que los motivos fueron las diferencias musicales que tenían entre ellos y las contradicciones que suponía combinar la actividad política con el circo del negocio musical, del cual ya estaban hartos. Cuentan las crónicas que el bajista Martin Hewes se hizo mensajero, mientras que el guitarra Chris Dean despareció por París... 



Tras su separación, mucho se ha hablado acerca de una posible reunión de la banda, pero lo cierto es que hasta la fecha, aún no se ha producido y todo parece apuntar a que no hay ninguna posibilidad de que ello suceda. Desde su separación, los Redskins únicamente han vuelto ser noticia tras la edición de algunos trabajos del grupo y un par de tributos. En 1994 vería la luz el CD Live, un trabajo en el que al fin se pudo apreciar la fuerza de la banda en directo. En 2004 el sello alemán Mad Butcher reeditó el mismo Live con diferente portada y añadiendo 1985 Kick Over Apartheid Tour, ya que el concierto se grabó en Londres el 13 de diciembre de ese mismo año durante la gira Anti-Apartheid. Tengo buena opinión acerca de Mad Butcher pues pienso que ha hecho mucho por la difusión de la escena musical antifascista y de izquierdas, pero he de decir que quien sacó años más tarde el tributo a los Redskins, manifestó en su día que el grupo no vio un céntimo por esta reedición. Además comentó que quien andaba detrás del sello era un rip-off (estafador) de mucho cuidado. Ahí dejo este apunte, aunque habría que contrastar esta información con otras opiniones…



En 2003 vio la luz un EP tributo a la banda titulado A Flame That Can’t Be Dimmed de la mano de Red Star Recordings. Detrás del sello y del proyecto estaba Mark Barret quien, aparte de ser un apasionado de los Redskins, tocaba por entonces en uno de los grupos que participaban en el tributo: The Che Men (Los hombres del Ché). Barret actualmente toca el bajo en Thee Strawberry Mynde y creo que él también tuvo algo que ver en la página web que salió acerca de la banda hace unos años. El EP fue tan solo el adelanto de lo que vendría después, pues dos años más tarde, en 2005, Red Star Recordings editaría el CD tributo Reds Strike The Blues: A Tribute To The Redskins. El disco contaba con 18 cortes (introducción a cargo de Chris Dean incluida) y hasta un total de 16 grupos participaron en él, siendo los vascos Negu Gorriak uno de los grandes alicientes del trabajo (de hecho, su versión, junto a las que hacen Rinaldi Song y The Three Johns, es una de las mejores en mi opinión). Casi la práctica totalidad de las bandas eran inglesas o americanas a excepción precisamente de los Negu o el italiano Ned Ludd. Hubo tanto grupos con solera como otros que eran prácticamente desconocidos, destacando algunas figuras que tomaron parte de él como, por ejemplo, André Schlesinger, el recientemente fallecido cantante de The Press y que participó tanto en solitario como con uno de los proyectos que tuvo después de los Press, los Maninblack




Un bootleg o disco pirata llamado Rarities también salió hace un tiempo, aunque no he podido averiguar mucha cosa acerca de él, ni el sello ni el año exacto en que salió. Por lo oído, esas denominadas “rarezas” no eran otra cosa que las versiones de los singles. Y precisamente, la última grabación oficial que ha salido de los Redskins ha sido el recopilatorio llamado Epilogue (Insurgence Records), el cual salió en 2010. En dicho “epílogo” se recopilan también diferentes temas del grupo pertenecientes a los singles y a las maquetas que en su día grabaron (más un corte en directo). La gran novedad del trabajo sería la incursión de tres canciones de la época de No Swasticas. Por lo demás, nada nuevo de momento ha aparecido de los Redskins en el mercado, exceptuando claro está, los típicos piratas que se pueden encontrar en la red. 

Iñigo Muguruza camiseta Redskins

Fermin Muguruza sudadera Redskins

- Influencia en el estado

Cuando se habla de los Redskins y su influencia en el estado, el nombre de Kortatu aparece inmediatamente, no en vano el trío de Irún nunca ocultó que eran grandes seguidores de ellos. En el que fue su último álbum de estudio, Kolpez kolpe (Oihuka, 1988), las influencias del sonido Redskins se palpan constantemente, teniendo incluso la canción "Etxerat!" una alusión directa en su letra (…QUÉ DECIR DE LOS KILÓMETROS/ Y EN NUESTRA FURGONETA/ SONANDO SIN PARAR LA CANCIÓN DE LOS REDSKINS/ TXEKI TXEKI TXEKI TXEK TXEK TXEK), aparte también de que en la introducción del tema, parece sonar el “Unionize” en una radio. Y además, los acordes de la canción son similares al “Keep On Keepin’On!”. Por tanto, el homenaje que más tarde los hermanos Muguruza les rindieron de nuevo en la época en la que ya estaban con los Negu Gorriak en su disco Salam, Agur (Esan Ozenki, 1996), no fue una sorpresa. Los Negu versionaron el “Unionize” de los Redskins rebautizándolo en euskera como “Sindikatua”, en lo que es sin duda una de las mejores versiones de todo el trabajo. Yéndonos a Sudamérica ahora, hubieron en un primer momento dos artistas colombianos anunciados para el CD Tributo que al final, desconozco las razones, no acabaron saliendo. Uno de ellos era Juan Matachín y parece ser que iba a hacer la versión del “Let’s Make It Work”. Por más que he buscado, no he podido averiguar nada acerca de este artista, grupo o lo que fuera. La otra banda colombiana que salía anunciada era Kolcana Soviet, quienes cuentan con una vocalista femenina e iban a grabar en un principio el “Turnin’Loose”. No sé si la iban a hacer en inglés o en castellano, porque las dos únicas canciones que he podido encontrar de ellos en la red han sido sendas versiones adaptadas al castellano, una de los Kortatu que es curiosamente la de “Etxerat” retitulada como “A casa”, y el “Borstal Breakout” de los Sham 69 rebautizado como “Escápate de la cárcel”. Volviendo al estado y aparte de las versiones, decir que los madrileños Suzio 13 homenajearon también a los Redskins con un tema titulado precisamente “Redskins” (La unión hace la fuerza, Potencial HC 2014), donde adaptaron a la perfección el sonido que hacían Chris Dean y compañía. Por lo demás, no estoy muy metido en la escena ska-soul del estado, por lo que es posible que se me haya pasado alguna que otra versión…



Muchos fanzines del estado han llegado a su vez a sacar cosas de los Redskins en sus páginas, sobre todo bíos o entrevistas traducidas. Que se puedan encontrar en la red, destacaremos una entrevista del año 86 que tradujeron la gente que hacía el fanzine madrileño Resistencia Skinhead. Dicha entrevista está disponible en su página web. Y gracias a Kotxi que me los ha pasado, os puedo poner también los scans del reportaje firmado por Pedro Elías Igartua que salió en su día en la desaparecida revista vasca Muskaria. Pero quizá la entrevista más interesante que se puede encontrar publicada de los Redskins en el estado la realizó el fanzine vasco Zarata que, en su número 6 del año 2012, consiguió entrevistar en exclusiva al bajista del grupo, Martin Hewes. Debajo mismo la tenéis.






- Redskins en la red:

3 comentarios:

La Ley de la Calle dijo...

Te dejo una foto por si no la conoces.
http://i1100.photobucket.com/albums/g407/eldiaz/redskins%2011049548_492016434291493_1251368546695255747_n_zps0bbugmgn.jpg

Adiós Lili Marlen dijo...

Ostras no, no la tenía y qué guapa que es! La voy a meter en alguna de las entradas, merci tío! Saludos!

La Ley de la Calle dijo...

Me alegro que te gusta, un saludo.