martes, 21 de noviembre de 2017

Crónica Obsesión Fatal Barcelona (18/11/2017)


Obsesión Fatal- Sewer Brigade- Tres Pollos. Rock ’n’ Trini (Barcelona). 4 €

No recuerdo exactamente a qué grupo consagrado leí contestar en una entrevista que Obsesión Fatal era uno de los grupos emergentes que más le habían sorprendido para bien. A partir de ese momento puse mucha atención en esta banda de Barakaldo y el resultado fue que tras escuchar su último trabajo, Dispara rock 'n' roll, a mí también me pareció un discazo como la copa de un pino.

Por tanto, no podía faltar al concierto en su visita a Barcelona y allí que me dirigí en una noche de rasquilla tras hacer un día de muy buena temperatura.

Tenía curiosidad por ver cómo era el Rock ‘n’ Trini pues nunca había estado, es una sala relativamente pequeña a medio camino entre una sala okupa y un local vecinal, con dibujos y pintadas políticas y con escaso glamour en cuanto a lujos y comodidades. Como curiosidad, decir que la sala está pegada puerta con puerta con la penya Barcelonista Trinitat Vella que estuvo un rato abierta al mismo tiempo que el concierto para poder ver sus socios el derby madrileño.

Sewer Brigade

Llegué cuando estaban tocando los Sewer Brigade y la sala presentaba una entrada pobre, cosa que poco a poco fue mejorando considerablemente.

El grupo de Sant Andreu dentro de las posibilidades de la sala y del equipo de sonido, que no era ninguna virguería, no estuvieron mal. Al cantante se le oía muy mal pero se intuía alguna canción en inglés y alguna en castellano, todo ello bajo un Oi con buen ritmo que muestra un buen presente y augura un mejor futuro.

Uno de los momentos álgidos del concierto fue la versión de los Rip “Enamorado de la muerte”, que fue cantada también por un invitado al escenario llamado Manel que yo no lo conocía pero parece que debió ser un punk histórico de algún ex-grupo mítico de por la zona.

Tres Pollos

El segundo turno fue para 3 pollos, grupo madrileño del barrio de Aluche con 3 componentes cada uno con un aspecto y unas pintas totalmente diferentes. El bajo y cantante era un estilo al cantante de Mojinos; el guitarra un poco Manolo Kabezabolo y el batería un jovencito de melenas con laterales rapados y camiseta de Judas Priest, de ahí sale un grupo con una mezcla de estilos y sonidos un poco variopintos.

Las primeras canciones me recordaban al Manolo Kabezabolo de los principios, era un contar historias acompañadas de música que a mí personalmente no me hizo el peso. Lo único gracioso fueron los comentarios desfasados y socarrones del guitarra que en algunas canciones también cantaba y que iba un poquillo perjudicado.

Versionearon el “Salve” de La Polla y dejaron que lo cantara en su totalidad el público, lo curioso es que de golpe y porrazo acabaron el tema a la mitad, no sé si porque no les gustó cómo lo cantaban los espontáneos o porque ya lo tenían previsto cortarlo así bruscamente.

Obsesión Fatal

Tras un cambio de instrumentos un poco más largo que el anterior, por fin saltaron a la palestra los Obsesión Fatal y lo hicieron con una introducción instrumental y con un “Somos de Barakaldo, un pueblo al lado de Bilbao y vamos a dar caña.”

Fue un concierto en el que dieron un buen repaso del último trabajo que es el mejor con diferencia de los tres que tienen. 

Para cuando salieron los Bizkainos la sala ya presentaba un muy buen aspecto, la primera fila del concierto tuvo un pogo constante durante toda la actuación y la banda no paraba de reclamar más baile y más fiesta.

Garantizaron una bueña caña con su punk rock y me aventuro a predecir que con un sonido más bueno, tiene que ser un directo totalmente demoledor.

El grupo no tenia mucha movilidad al tener un escenario reducido pero eso no fue handicap alguno para calentar y alentar a todos los presentes.

Obsesión Fatal

Como anécdota comentar que tocaron una versión del himno del Barakaldo en su Centenario y en el momento que lo presentaban, gritó una de las asistentes de primera fila:¡¡ El fútbol es una mierdaaa!! El grupo lo oyó perfectamente y matizó que eso era fútbol popular, que es un equipo de 2ª B y que no estaban hablando ni de Barça ni Espanyol.

Una segunda versión que tocaron y que es de su último disco fue la versión de Leño “Hoy va a ser la noche de que te hablé”. Es una versión rockanrrolera que ejecutaron muy bien llevada a su estilo y que tuvo buena respuesta, ya que mucho público la conocía.

Otro aspecto que me llamó la atención es que en la sala hubo buena representación internacional con 3 o 4 alemanes/as y varios sudamericanos que daba la sensación que no conocían a los grupos pero no quisieron perderse lo que fue una noche loca y de desfase, sobre todo en las primeras filas. Claramente se notó que no se quedaron cortos a la hora de consumir birras a un euro, que era el precio que costaban en la barra que fue atendida por los Sewer Brigade una vez acabada su actuación.

Obsesión Fatal set-list

La banda tocó aproximadamente hora y media e hizo un amago de irse, pero fue abortado por el público que obligó a los Baralkaldeses a tocar la última sin prácticamente ensayar según dijeron y “ya disculparéis si no sale demasiado bien”. Para nada les salió mal, la interpretaron tan bien como el resto del set- list y nos emplazaron hasta la próxima ocasión. Esperemos que sea en la presentación de su nuevo trabajo, que si es como el anterior, a mí me tendrán como primer incondicional y en primera fila.

Germán.

Crónica sábado Dead Good Gathering Fest 2017




Dead Good Gathering Fest. 18-11-2017. Constellations (Liverpool). £20

Gracias a una carambola de última hora, pude cambiar el turno en el trabajo y así librar el sábado, por lo que finalmente pude asistir a la tercera edición de este guapo festival punk que se realiza en Liverpool. Fui al Dead Good Gathering Fest ya en su primer año cuando se estrenó en 2015 (leer crónica aquí), pero no recuerdo ahora mismo dónde me metí o por qué me perdí la siguiente edición de 2016… Bueno, el caso es que volví!!! Nada más llegar a la sala me topé con el final de la actuación de los potentes Burning Flag y pude apreciar entonces que el equipo de sonido petaba que no veas, pues suelo llevar siempre tapones y aún así no podía aguantar viendo los conciertos estando en frente de los bafles laterales. Buena entrada de público, calculo que en su punto más álgido pudimos ser entorno a 300 o 400 almas. El Dead Good Gathering Festival se centra sobre todo en las bandas más diy de la escena punk, por lo que es muy útil para descubrir nuevas propuestas. El ambiente estuvo muy bien y a lo largo de la noche pulularon los más diversos y extravagantes personajes, aunque el más raro fui yo, os lo aseguro. Si en el Rebellion me siento joven, aquí, aunque también hubo much@s veteran@s entre la audiencia, por momentos me sentí un pureta. Hay que ver lo bien que se lo pasó la chavalada esa noche en el Constellations!! Pude ver toda una amalgama de las diferentes familias del punk unidas (crusties, Hc, Oi, crestudos, etc), bailando y haciendo toda clase de juegos, desde castillos humanos a ponerte el dedo índice encima de la cabeza, cosa que significaba que tenías que dar una vuelta. Jajaja como ya digo, el buen ambiente que hubo fue lo que redondeó el excelente cartel de bandas. Vamos con las que vi...

Chuck Sj Hay

La primera actuación que pude presenciar fue la de un cantautor de nombre Chuck Sj Hay. Entre los conciertos de las bandas había un pequeño escenario al fondo de la sala donde actuaban sobre todo cantautores/as y poetas. No conozco apenas el mundillo del folk o el anti-folk, por lo que a veces no encuentro apenas diferencias entre los más alternativos y los menos. Bueno, sí, las letras me imagino. Pero hay que pillarlas… Me gustaron algunos temas que se hizo en contra de la primera ministra británica y otro en el que trataba el tema del Brexit desde un punto de vista crítico.

Pete Bentham & TDL

Tras el chavalín, venía el turno de los Pete Bentham & The Dinner Ladies. Los he visto ya en diversas ocasiones y aunque siempre mantienen el nivel alto, he de decir que esa noche fue uno de los mejores bolos que les he visto dar últimamente y creo que el entregado público tuvo mucho que ver en ello. Me encanta el saxo en los grupos y pienso que le da un toque muy guapo al rock and roll garaje que facturan, aunque a veces parece como que le falten pulmones a la chica. Las Dinerettes con sus performances dan mucha vida también al directo de la banda, y por lo demás, todo esto sin unas buenas canciones no sirve de nada, y Pedro Bentham las tiene. La última o una de las del final fue su mega-hit “Hip Potater”, aunque he de decir que si tienes cascadas las rodillas como yo mejor sal por patas, porque hay que agacharse… En definitiva, buen show como es habitual de esta gente que jugaban en casa ya que son de Liverpool.

The Restarts

El siguiente grupo en pisar el escenario fueron The Restarts, que se hicieron una potentísima actuación al ritmo del punk cañero que hacen y las partes de ska que suelen meter. “No Escape” fue el tema que dio el pistoletazo de salida y con él hizo aparición el súper pogo y los intentos de hacer castillos humanos tanto abajo como arriba del escenario. Aunque en su facebook se hicieron eco de la represión que hubo en Catalunya con motivo del 1-O, cuando tocaron la de “Independentzia” únicamente me pareció oír que hablaron de los vascos (que por ello el título está en euskera). Yo me intento esforzar en intentar entender todo pero mi comprensión idiomática es la que es y me sabe muy mal no poderos dar detalles de una movida que explicaron antes de tocar una canción. Hablaron de que “algo” ocurrió no hace mucho que dividió a los movimientos anarquista y comunista. Pues bien, muy acertadamente The Restarts, y esto lo entendí bien, hicieron un llamamiento a dejarse de tonterías y a seguir unidos en la lucha. Bien por estos anarco-punks y no pases por alto temazos como “Outsider” o “Frustration”.

Molotov
Bolshy

Tras ellos, tocaba darse la vuelta y ver la actuación poética de una trovadora que se hacía llamar Molotov. La gente estuvo muy expectante con la chica, y yo, lo de siempre, la barrera del idioma hace que tenga que estar muy pendiente y concentrado para entender bien recitales como éste, cosa que me es muy difícil. Aun todo, una de las cosas que más me gusta de este Dead Good Gathering Festival es la variedad a nivel de estilos que hay, por lo que todo es interesante de ver. Tras Molotov, llegaban los Bolshy con su mezcla de ska y punk. No es un estilo que siga mucho, la verdad, pero tuvieron muy buenos momentos que la chavalada agradeció. Ya por entonces corría por la sala un balón gigante que no paraba de dar tumbos por todos lados y que cuando le daba en la jeta a alguien estando desprevenido, era un cachondeo total.


Queen Zee & The Sasstones

Los que tocaron después se hacían llamar Queen Zee & The Sasstones. No los conocía de nada y eso que son de la City también. Nada más verlos sobre el escenario me impactaron mucho y me recordaron a los Against Me, ya que su guitarra-cantante creo que era trans. Y nada más empezar a tocar, me volvieron a sorprender por partida doble. Pienso que su propuesta era más rock que otra cosa con influencias del punk, pop y metal, pero tal vez por ser precisamente un estilo que no escucho apenas, me sorprendieron gratamente. Pero es que se lo curraron tanto, que a los cinco minutos de verlos recuerdo estar diciéndome que parecían “profesionales”. Queen Zee fue una animal sobre el escenario. Mandó a tomar por culo la guitarra pues se le estropeó a la segunda o tercera canción, y acto seguido, levantó un ampli que no sé si sería el de las voces, y se puso a berrear y a moverse como una posesa a lo largo y ancho de la tarima. De hecho, creo que fue una suerte que se le jodiera la guitarra, pues ganaron en dinamismo, aunque como ya digo, todo el grupo en si y su puesta en escena, me parecieron el de una banda profesional.

Pizzatramp
Efa Supertramp

A menudo soy muy reacio a ver/ecuchar/seguir grupos que hagan un estilo “americano”. A veces caigo en el prejuicio pensando sobre todo en el rollo del hard-core melódico que se puso tan de moda en su día y el cual me parece un pelín repetitivo. Así que no me esperaba mucho de los Pizzatramp… Pero se ha que leer bien la info sobre las bandas. Pizzatramp no tenían nada de melódicos sino que eran “Old School” total, motivo por el que me dejaron flipado. Su concierto fue explosivo y muy celebrado. Por lo que pillé, sus letras iban muchas en plan cachondeo, pero ya digo que el grupo musicalmente sonó cañón, teniendo muchas canciones que duraban escasos segundos. Piensa en Black Flag, Gorilla Biscuits y similares… Muy buenos!!! Con Efa Supertramp todo el público se relajó un poco. Esta cantautora galesa se nota que poco a poco se está haciendo un hueco en la escena, pues su actuación fue muy seguida y toda la gente que se congregó estuvo muy expectante con ella. Yo, tras papear algo deprisa y corriendo, me dispuse a seguir disfrutando con el festi.

P.A.I.N.
2 Sick Monkeys

P.A.I.N. eran una de las dos bandas ochenteras que actuaban en el festi. Los había podido ver un par o tres de veces anteriormente y siempre iban con una chica que cantaba y hacía coros. Esa noche en Liverpool no llevaban corista y al principio pensé que su música perdería fuerza, pero paradójicamente, y aun prefiriendo que lleven a la chica, fue la vez que más he disfrutado con su punk-reggae combativo. Y es que de nuevo el público estuvo muy bailongo y entregado por las primeras filas, cosa que hizo que me entraran muy bien. Tras ellos venían los 2 Sick Monkeys, otro grupo al que ya había visto en diferentes ocasiones. Estuvieron en su línea, cañeros y cachondos. Me gustan más cuando van a toda pastilla en plan hard-core, pues tienen otros temas que en mi opinión los alargan demasiado. 2 Sick Monkeys son únicamente bajo y batería, por lo que en principio estarían más “limitados” (entre comillas), a la hora de componer. Pero bueno, están interesante esta gente, os recomiendo que les peguéis una oída.

Oi Polloi
Deek

Ya he apuntado que el Dead Good Gathering es un festival con espíritu diy, por lo que no se les puede exigir tampoco que cumplan con el horario previsto como otros eventos más comerciales. Por tal motivo, yo me iba preocupando un poco tras cada retraso y ver cómo tras cada actuación, el horario se iba desfasando más y más. El caso es que pensé que no habría problema con la sala y que el festi se alargaría a lo largo de la noche… pero no fue así. La única banda que conocía y a la que esperaba ver con ansia eran los Oi Polloi. Pero me quedé un poco en cuadros cuando su cantante Deek tomó el escenario y dijo que la cosa iba a ir rápida porque debían de terminar para las 1 y que por ello, solamente iban a tocar media hora. Vaya ful pensé, venir desde Escocia como cabeza de cartel para acabar tocando solo media hora… Pero en fin, era lo que había y había que intentar darlo todo pese al cansancio. Así, los Oi Polloi fueron por faena de principio a fin y no dieron casi respiro alguno al personal. No sé si por lo ajustado del tiempo o qué, pero los escoceses sonaron a toda pastilla incluso en los temas más Oi que tienen, como por ejemplo, la de “The Face”, que sonó rapidísima. Canciones que recuerdo que se hicieron fueron la de “THC”, “Punx Picnic”, alguna que versaba sobre Irlanda del Norte (¿”Dirty Protest”?), otra sobre los derechos de los homosexuales, la de “Don’t Burn The Witch” (con gente en el escenario haciendo punteos al aire), etc, etc. En una canción Deek habló sobre el Brexit y lo que dijo me gustó mucho porque coincidía exactamente con lo que yo y mucha gente pensamos sobre el asunto en cuestión: a casi nadie le gusta cómo funciona la UE, pero el mensaje y las mentiras que sobre el Brexit se vertieron en el Reino Unido tenían un claro transfondo xenófobo y racista, por lo que el grupo estaba en contra de él. Oi Polloi sonaron muy bien pero como ya digo, híper rápidos. Me imagino que con una audiencia tan crust, esa noche tocaron más d-beat que en otras ocasiones. Precisamente, a la una clavada se dio por finalizado el show. Me lo pasé bien pero me supo a tan poco que me quedé algo desilusionado… Afortunadamente, los de la organización se estiraron al final y les dejaron hacer un bis a toda pastilla en el que cayeron, entre otras, la grandiosa “Boot Down The Door” y “Bash The Fash”, que fue con la que terminaron. La media hora se acabó convirtiendo en 40 minutos y más o menos nos dejó a tod@s content@s y colmad@s. Espero que vengan más ediciones de este Good Dead Gathering Festival. Hasta próxima!!

"Bash The Fash"

- En este enlace de facebook podéis encontrar más y mejores fotos de la jornada. 

jueves, 16 de noviembre de 2017

Desorden: Barrio del Desorden 1986/1989


Desorden. Barrio del Desorden 1986/1989 (LP).

Nueva referencia del sello VPR Records, la número 36, por fin las dos maketas de Desorden, Barrio del desorden e Himno de mi ciudad. Contiene insert de 4 páginas con las letras de las dos maketas y con la biografía de la banda a cargo de Tomas GL además de fotos y carteles del grupo. Masterizado en Corsario Estudios. Una joya de la que sólo hay 200 copias en negro y 100 en color cerveza.

- VPR Records Tienda
- VPR Records Facebook
- Bandcamp del disco con algunos temas disponibles para su escucha.

martes, 14 de noviembre de 2017

Entrevista traducida de Oi Polloi (Vice, abril 2011)


Oi Polloi van a estar tocando el próximo sábado en Liverpool y finalmente sí voy a poder ir a verlos. Como últimamente ando un tanto falto de inspiración a la hora de hacer entrevistas, me he decidido por traducir libremente esta antigua entrevista del grupo que salió hace unos años en el Vice. A pesar de su compromiso político los Oi Polloi desde siempre han demostrado tener un fino sentido del humor que incluso utilizan a menudo a la hora de protestar con su música. También cómo no, saben reírse de ellos mismos y de sus desgracias sin ningún problema, como es el caso de esta entrevista que ahora nos ocupa. Oi Polloi militan en el lado más “crust” de la escena anarco-punk, por lo que como veréis, andan sobrados de anécdotas sobre el mundillo costra. Bueno, pues aquí os dejo con esta atípica y divertida entrevista al cantante de los escoceses Oi Polloi y no perdéroslo en directo si tocan por vuestra zona, pues son la caña!! 

30 años de heces, pulgas y punk

P. Estáis a la espera de actuar para un millar de punks anti-monárquicos muchos de los cuales no habían nacido aún cuando comenzasteis, ¿podéis creer que lleváis ahora cerca de 30 años funcionando?

Deek. Estamos más sorprendidos que nadie. Cuando empezamos éramos simplemente un grupo de adolescentes con granos en la cara tratando de tocar versiones de los Exploited en el garage de un colega con un ampli de 15 vatios y una batería hecha a base de cubos de fertilizante. Una vez que aprendimos a hacer lo suficientemente mal las versiones, hicimos nuestro primer concierto benéfico en el colegio. El micro no tenía dónde sostenerse, por lo que un amigo lo aguantaba desde un lado del escenario sacando su mano por la cortina. Fue tan mal la cosa que quitando una persona, todo el mundo se fue a la sala contigua a ver una demostración de kárate. 

P. ¿Cómo fueron las cosas tras esto?

Deek. Una vez que sacamos algunos temas nuestros, nos pusimos a buscar conciertos propiamente dichos, aunque tuvimos muchas dificultades para conseguirlos. Acabamos tocando en clubs para jóvenes menores de 12 años y en casas para niños con discapacidades. 

P. No es que lo petarais precisamente. ¿Pensaste alguna vez en dejarlo, alisarte el pelo y buscar un trabajo normal?

Deek. Curiosamente, lo que nos mantuvo en aquellos días fue el entusiasmo de un chaval del norte de Escocia. Nos solía enviar cada semana un carrete para que fuéramos al centro y nos hiciéremos fotos posando con nuestros colegas tratando de parecer duros, enseñando el culo y haciendo cortes de manga a la cámara. Claro que el hecho de que este chaval tan simpático, al que nunca nos llegamos a encontrar, nos animara a desnudar nuestros traseros debería de habernos hecho saltar las alarmas, porque al final, lejos de ser “un punk rocker de 19 años con una cresta verde”, resultó ser en realidad un convicto depredador sexual de 50 y pico de tacos. 

Poco tiempo después de que le descubrimos, dejó de escribir a los grupos punks y comenzó con los skinheads, animando a los “pobres” a posar sin camiseta en frente de la Union Jack y a hacer poses a lo “Nicky Crane” con sus chaquetas Levi ajustadas, así él los podía observar marcando paquete… de nuevo, solo para su placer pajillero. Hay que reconocer que encontró una forma bastante creativa para evitar ser etiquetado como un pedófilo de los de perfil bajo. 

P. Me imagino que las cosas fueron a mejor tras tener a un pedófilo como mecenas…

Deek. Sí, se podría decir eso, pero las cosas nunca fueron aburridas. Hemos tenido cerca de 50 miembros en la formación en los últimos 30 años. Alguno de ellos están actualmente tocando en bandas como Exploited o Disorder, y uno de ellos está en los Aberfeldy, quienes metieron el año pasado un tema en un anuncio de la Coca Cola Light. Es extraño mirar hacia atrás en el tiempo cuando hemos llegado a tocar por toda Europa, los Estados Unidos, Canadá… y en algunas ocasiones, para miles de gente a la vez. Aunque la mayoría de nuestros conciertos, como era en el pasado, son affaires en cálidos y sudorosos sitios llenos de gente que te mira justo a los ojos y baila sobre el escenario (si lo hay) mientras tocas. No somos un grupo de hotel, por lo general acabamos quedándonos con nuestra audiencia tras los conciertos. 


P. Sin embargo, me imagino que hay veces en los que definitivamente algo que no es “cool” o algún lujo decadente pueden llegar a parecer atractivos, ¿no? 

Deek. Dímelo a mí. Algunas cosas de las más divertidas ocurren cuando te quedas en el lado “crusty” con quienes piensan que ser “cool” es estar lo más sucio y apestoso posible. Hemos perdido la cuenta de las veces que hemos estado en okupas tras los conciertos y nos hemos encontrado con lo que parecía ser una pesadilla post nuclear, con figuras ataviadas con negros andrajos apiñadas entorno a una hoguera en diferentes estados de intoxicación mientras perros vagaban alrededor de las pilas de escombro del vertedero en el que la okupa se encontraba situada. 

Una vez estaba en el tejado de la okupa dando una entrevista cuando la policía entró y comenzó a golpear a la gente. Tiramos de la escalera para arriba y nos quedamos en el tejado hasta que ya no hubo moros en la costa, pero entonces yo perdí de vista a mis compañeros de grupo y me quedé tirado. Afortunadamente me encontré con una chica que me dijo que me podía quedar en su okupa que estaba abajo de la calle, ya que uno de sus amigos estaba fuera. “Bien”, dije, pensando sobre todo en el confort de un colchón que no me esperaba. Me metí en la cama y empecé a disfrutar hasta que comencé a sentir cómo hordas de pequeños insectos subían por todo mi cuerpo. 

“No”, pensé, “esto no puede estar pasándome a mí, lo estoy soñando”. Unos segundos después me di cuenta de que jodidamente me estaba pasando. Tras saltar fuera de la cama gritando, encendí la luz y las sábanas estaban literalmente ardiendo llenas con una alfombra de piojos y pulgas. Jodidamente horrible!

Después tengo historias baratas acerca de mierdas de perro por todo el suelo. Fuimos a mirar uno de los discos del tipo y había una mierda de perro en la portada misma del LP!! Y borrachos pajilleros tirando dardos a la cabeza de la gente que estaba durmiendo…

P. ¿Y qué tal en el extranjero? Siempre ha parecido que la escena okupa y punk estaban más unidas y organizadas que aquí.

Deek. Era lo que creíamos hasta que nos fuimos de gira por ahí. Tocamos en una okupa polaca el año pasado y preguntamos a un chaval acerca de dónde estaban los lavabos. Nos miró como si fuéramos tontos y nos dijo que el lavabo estaba en “cualquier parte”. A la par que nuestros ojos se aclimataban a la luz de las velas, observamos figuras de crusties acuclilladas en las esquinas oscuras como en una escena de Macbeth: con ríos de diarrea desembocando en el ya de por sí fecal y cagado suelo. 

Sin embargo, el peor fue en Colonia. Cuando llegamos para tocar en la okupa un chico se ofreció a darnos una visita guiada y empezó diciendo: “Hay tres tipos de gente que para por aquí; la gente política que son ok; los punks que son ok… y después está la gente con piojos en su cuerpo.” Entonces nos llevó por el sótano cavernoso que estaba lleno con pilas de ropa y mantas podridas, intercaladas con cubos con algo negro y un olor fétido. “No os acerquéis mucho”, nos aconsejó, “aquí es donde la gente con piojos duerme”. 

Resulta que las pilas de ropa eran los nidos donde dormían y los cubos estaban llenos de meados y mierda putrefacta. Eran negros porque estaban cubiertos por una capa de moscas muertas flotando. Si no lo ves no te lo crees. La fiesta que hubo tras el concierto con todos esos personajes fue cosa aparte también, como un cuadro del Bosco! Temerosos de los horrores que nos esperaban, pasamos la noche acurrucados y encerrados dentro de nuestra furgoneta en medio de algún aparcamiento subterráneo mientras "los piojosos bebían, bailaban y copulaban fuera toda la noche”.

P. Habiendo recibido tal hospitalidad, ¿no habéis estado tentados alguna vez de devolver el “cumplido”?

Deek. El pasado verano algunos miembros de la organización nos molestaron mucho, entonces mezclamos la brutal cerveza casera finlandesa con nuestro propio pis y se la dimos a beber. Bueno, al final decidimos no dársela, pero uno de ellos vino y me la pidió. Intenté explicarle que no era para beber, pero él me la quitó y se la bebió de un trago. 

Los finlandeses han “experimentado” con nuestra orina más de una vez. En otra ocasión nuestro bajista estaba realmente borracho y se alivió sobre un tío que estaba inconsciente en frente del escenario. Cuando volvimos a casa había una carta de una mujer que había estado allí, decía que era una fetichista de los meados y que eso fue una de las mejores cosas que había presenciado nunca en un escenario. 


P. ¿Alguna asquerosidad más que quisieras vomitar?

Deek. Una vez estábamos en casa de una pareja que nos había llamado para tocar en Gales. Su relación no estaba en el mejor momento y una mañana, tras el concierto, él nos pidió ir al pub con su bebé de 6 meses que le habían dejado a su cargo. Se había zampado dos botellas de sidra por el desayuno, por lo que ya se encontraba fuera de sí cuando llegamos al pub. Allí se bebió un par de pintas más y empezó a dar tumbos en el asiento a la vez que eructaba, cosa que nos hizo preocuparnos más y más acerca de su habilidad para cuidar del bebé que tenía en sus brazos. Y de repente… “joder, bleeeeurgh”, echó las potas y el puto bebé quedó cubierto en vómito. Es una de las peores cosas que he visto en mi vida. 

P. ¿Y estáis celebrando el 30ª aniversario de esto? Alguna gente preferiría estarse un tiempo en una prisión tailandesa, probablemente sería más segura e higiénica… 

Deek. Hay unos pocos de aspectos negativos en la escena punk más underground, pero los okupas de la mierda incrustada y las pulgas “cabalgando” son afortunadamente una excepción más que la regla. A veces, es mejor que estén en okupas. (Otra vez) en Polonia, este chaval nos dijo que podíamos “tocar en la casa de su novia”. Llegamos allí y todo parecía sorprendentemente normal (había cuadros de Jesús y María y cosas por el estilo). Cuando les preguntamos que dónde tenían su colección de discos nos dieron evasivas y caímos en la cuenta de que habían forzado una casa vieja para que diéramos un concierto en el salón. 

En otra ocasión, también en Polonia, nos alojamos en un barato hotel con los organizadores y estos empezaron a probar cócteles molotov caseros en la ducha y en los armarios!! Tiraron cubos de agua a las llamas, pero la habitación quedó destrozada y al día siguiente nos dijeron que el hotel lo llevaba la mafia polaca, por lo que tuvimos que escapar bajando por la ventana desde un cuarto piso. 

No hace falta decir que muchos conciertos terminaron con disturbios a gran escala también (balas de goma, cañones de agua, gases lacrimógenos, etc). En uno en Berlín los punks comenzaron a tirar bombas de gasolina a la policía y los maderos tuvieron que correr para salvar sus vidas. 


P. Oi Polloi han sido siempre conocidos por su compromiso político como grupo y tú especialmente sabemos que odias a los fascistas. ¿Has tenido alguna vez movidas con estos individuos? Llevando lo de “Oi” en vuestro nombre y no siendo los nazis unos eruditos de la antigua Grecia precisamente, deben de haberos causado algunos problemas a lo largo de los años, ¿no?

Deek. Es un tema que está un poco subestimado y no debería de ser así. Un par de años atrás en Suiza, fascistas pusieron una bomba en la entrada de la sala donde estábamos tocando. Estaba programada para que explotara a la mitad de nuestro concierto. Por suerte alguien la vio a tiempo y tuvo la valentía de sacarla fuera, donde explotó un par de minutos después alcanzando la bola de fuego unos 6 metros de alto. Si hubiera estallado dentro, no estaría hablando aquí ahora.

En otra ocasión, en Estonia, el idiota promotor decidió ponernos en el mismo cartel que una jodida banda neonazi quienes tenían temas en su repertorio como la versión de los Beatles “Get Back” en el que cambiaban los coros por “Negrata, negrata, negrata, vuelve a la jungla de la que perteneces”. No teníamos ni idea sobre esto (habíamos estado bebiendo en la furgoneta), por lo que no hace falta decir que el grupo de skins no se tomó muy bien que empezáramos nuestro concierto con la canción “Bash The Fash” (Golpea a los fascistas). Tuvimos que pelear para salir de la sala y las dos únicas personas que acudieron en nuestra ayuda fueron los dos rusos que llevaban el bar, un par de “Stalins” que sacaron de la barra unos bates de beisbol con clavos incrustados para darle a los fascistas. 

P. ¿Alguna cosa más?

Deek. Viendo que todo esto está poco conectado con la boda real, debería explicarte acerca de una vez que estuvimos a punto de pillar en Dublín. Había un montón de católicos conservadores entre la audiencia a los que no les gustó nuestra canción pro-derecho a abortar "The Right To Choose" (El derecho a escoger).

P. ¿Qué ocurrió en esa ocasión?

Deek. Nos quisieron patear seriamente. Solo nos salvó el hecho de que hubo una pelea local entre dos familias de nómadas viajeros, una de las cuales estaban bebiendo en el pub del piso de abajo. Por suerte, sus enemigos escogieron justo ese momento para forzar su furgoneta, meterle fuego y empujarla abajo de la colina poniendo todo el lugar en llamas. Durante el caos, los “Bootboys del Papa” se olvidaron rápido de darnos el correctivo. Esperamos no encontrarnos con ningún monárquico en nuestro Fuck The Royal Wedding Show.

P. ¿Quieres añadir algo más? ¿Has tenido suficiente con la entrevista?

Deek. Diría que sí, que es suficiente.

Chris Low

- Oi Polloi Facebook

lunes, 13 de noviembre de 2017

Evaristo Páramos (entrevista Rolling Stone)


Aquí tenéis el scan de una entrevista al Evaristo que salió publicada en su día en la revista Rolling Stone (nº 67, mayo 2005).

Clicar en las fotos para verlas en tamaño grande o clicar "botón derecho/guardar como" para poder leer los textos con una óptima resolución en vuestro ordenador.




Mutton Chops #1


Mutton Chops. nº 1. DINA-3. BCN/Belfast. 2 €

Mutton Chops es un nuevo fanzine que está realizado por Pablo, que es quien hacía el programa de radio y blog sobre el punk en el Ulster llamado Talking In The Canteen. Así pues, como buen conocedor del punk en Irlanda del Norte, en este primer ejemplar del Mutton Chops encontramos una interesante entrevista a The Outcasts. Continuando con el N.I. Punk, también viene otra entrevista al que fuera editor del fanzine Alternative Ulster. Johnny Wolga desde Alemania cierran el apartado a las entrevistas de grupos de fuera. A nivel local, encontramos entrevistas a los Sewer Brigade, la fotógrafa Mireia Bordonada, al No Future Scooter Club, y un cuestionario al Punkike (Y tú qué miras, gilipollas!) inspirado en los que hacía el escritor Kiko Amat en su blog La escuela moderna. Aparte de reseñas sobre música, libros y conciertos, también encontramos una biografía de los Generation X. Buena nota para este estreno del Mutton Chops. Como siempre suelo decir, espero que vengan muchos ejemplares más, y de hecho, veo en el facebook del zine que el número 2 está ya en la calle, por lo que muy bien!!! Mirad los enlaces de más abajo para saber dónde y cómo conseguir este Mutton Chops.


- Distribución:

- Common People Rcds: http://www.common-people.net
- Daily Records: Carrer de les Sitges, 9. Barcelona.
- El Lokal: Carrer de la Cera, 1. Barcelona.
- Mai Morirem: Carrer del Torrent de l'Olla, 160. Barcelona.
- Tienda Skizo: Avenida Carlos I , 14 TRASERA, San Sebastián.