martes, 27 de junio de 2017

Crónica 0161 Festival 2017 (Viernes-Domingo)


Viernes

En esta 4ª edición del 0161 Antifa Festival de Manchester han habido algunas novedades con respecto a otros años. Para empezar, las fechas. De hacerse a principios de mayo coincidiendo con el 1º de Mayo, esta edición se ha hecho en junio y en un fin de semana sin fiestas de por medio. Por otra parte, también se ha cambiado el emplazamiento del evento y este año se ha realizado en un club social irlandés que aunque contaba con un amplio salón para los conciertos y los puestos, el escenario sin embargo era bastante pequeño, cosa que como veremos, provocó algunos “inconvenientes”… Y por último, hay que hablar del cartel de esta edición. Uno de los alicientes que para mí tenía este festi era que podía ver a grupos de fuera de Uk. Este año la gran mayoría de formaciones que han actuado han sido inglesas, escocesas o irlandesas, siendo los italianos Los Fastidios la única banda foránea que tocó (junto a los alemanes Almost Equal). No sé si las “movidas” ocurridas en pasadas ediciones con algunos grupos ha tenido algo que ver o simplemente ha sido un tema de pasta, pero creo que ello sin duda ha restado algo de público (al menos de los que venían de fuera). De hecho, de gente del estado este año ha habido poquísima en comparación con otras ediciones, pero es que también el viernes encontré bastante floja la asistencia (y el domingo no digamos). No sé si al ser el recinto mayor se veía la cosa algo más vacía o qué, pero me chocó no ver a mucha gente teniendo en cuenta sobre todo que en el facebook del festival anunciaban que las entradas estaban casi agotadas. Me imagino que el sábado que me perdí fue el día más potente a nivel de público... En fin, vamos con la crónica en sí, aunque aviso que únicamente asistí el viernes y algo el domingo. 


Llegué cuando The Crash Mats estaban actuando. Como en otros años me dieron tantas veces el toque por hacer fotografías, este año veréis que apenas hice pues no llevé cámara (hice alguna que otra pero con el móvil y de muy mala calidad), así que muchas de las fotos que publico están extraídas de la red, aunque por más que he buscado, no he logrado encontrar ninguna de los Crash Mats, los cuales hacían un punk rock con algunas partes de ska que entraba muy bien.



Unknown Era fueron los siguientes en salir a tocar. Hacían ska-reggae con algunos toques a su vez de hip-hop y las voces se las repartían entre una chica y un chico. Estuvieron bien, este tipo de bandas son muy populares en Inglaterra y pienso que su escena se asemeja “un poco” a lo que serían en el estado los grupos que llamamos de “mestizaje”. 

Unknown Era

Los siguientes en tomar el escenario fueron Pete Bentham & The Dinner Ladies. La propuesta de esta banda es bastante original (r’n’r garaje) y se sale un poco del típico punk-ska-oi-hard core tan común en este tipo de festis. Así pues, muy bueno el concierto de este grupo de Liverpool que estuvo amenizado como siempre por las performances en paralelo de las Dinner Ladies. Señalar que Laura, la bajista anglo-madrileña del grupo, se despedía de la banda con esta actuación, una pena.

Pete Bentham & TDL

El punkarreo volvió al St. Kent Irish Club de la mano de los Septic Psychos. Esta gente practican un punk cañero influenciado por los grupos del Uk Punk82 y de hecho, aunque no sean muy conocidos, hay que decir que se formaron en 1979. Sus canciones eran bastante cortas y sus letras, por lo poco que pillé, eran muchas de ellas en plan divertidas.

Septic Psychos

La sorpresa para mí esa noche fue descubrir a Thee Deadtime Philarmonic. Su música por momentos era bastante tranquila pero intensa, y lo mismo se hacían un reggae que sonaban más pop o en plan a los Jam. De nuevo dos vocalistas, chico y chica, y ya digo que me parecieron muy interesantes, por lo que habré de seguirles la pista.

Thee Deadtime Philarmonic

Y tras ellos llegaron los más esperados para mí ese día. Me estoy refiriendo, por supuesto, a mis queridos Angelic Upstarts. El comienzo fue el habitual en ellos, “Two Milions Voices” más la de “Never’ad Nothing”, y aunque sonaban con ganas y potentes, lo que me temía, sucedió. Increíblemente, al comienzo de la actuación de los Upstarts éramos más bien poc@s los presentes, por lo que no mucho movimiento se dio por las primeras filas. Afortunadamente, a medida que fueron cayendo los himnos que tienen, el ambiente entre el público fue mejorando y el pogo terminó por hacer su aparición hasta terminar en un completo desparrame con según qué temas (“Teenage Warning”, “Police Oppression”, “Liddle Towers”…). Como he señalado al principio, el escenario era muy pequeño y por tal motivo, la batería estaba en el mismo borde de él, por lo que con el comienzo del pogo, algunos inevitablemente se estrellaron en el bombo, cosa que provocó que la seguridad del festival se tuviera que desplegar delante del escenario mismo. Así, en lugar de estrellarse con la batería o los altavoces, ahora los pogueadores se estampaban contra la seguridad, cosa que provocó que en un par o tres de ocasiones, se vivieran algunos momentos un poco tensos por algunos mosqueos que afortunadamente no fueron a más (aunque si mal no recuerdo, a un tipo se lo llevaron…). Pero lo bueno de todo fue que en la recta final del concierto de los Upstarts hubo al menos un buen bailoteo y una muy buena entrega. Mensi tuvo palabras en apoyo a Jeremy Corbin y recordó a todos los asistentes su razón de ser: la lucha contra el fascismo. Un diez para los Angelic Upstarts!!

Angelic Upstarts

Domingo

Del último día del festival no tengo mucha cosa que reseñar, la verdad. Había trabajado todo el sábado y la mañana del domingo, por lo que iba un pelín cansado aparte de no conocer apenas a los grupos. Además no me iba a quedar hasta el final pues debía de volver a casa antes de los últimos trenes, por lo que voy a resumir brevemente lo que pude presenciar.


Muy poca gente tras el resacón del sábado, el día más potente del festi y que yo me perdí. Así, llegué cuando The Wakes estaban ya actuando. Esta banda de Glasgow practican un rock combativo con algunas influencias célticas y también del punk. Me gustaron mucho, sobre todo tras hacerse el “Bella Ciao”, la de “Bandiera Rossa”, una especie de adaptación del “Antifa Hooligans” de Los Fastidios y otra canción donde hablaban de la lucha contra el fascismo durante la Guerra Civil Española. Aunque era la primera vez que sabía de ellos, hay que decir que cuentan con al menos 4 discos en la calle. Desde ahora los tendré muy en cuenta.

The Wakes

Tras ellos subieron al escenario los One Eyed God, los cuales hacían una especie de reggae-ska en la que uno de los cantantes, lo mismo tocaba un saxo, una melódica, o una especie de clarinete que me recordaba a veces a la dolçaina, cosa que me gustó mucho. Tuvieron temas guapos y otros más pasables, pero en general, bien este grupo. 

One Eyed God
Mark Ayling
Billy Liar Band
The Fiend
Hello Mabel

Durante los cambios de bandas, me pasaba por el escenario acústico a ver quien estaba tocando. Es obviamente un formato de música mucho más tranquila pero no por ello menos interesante. Billy Liar Band fueron los siguientes en tocar en la sala principal. Hacían un punk rock claramente influenciado por el denominado “happy punk” americano, cosa que no es del todo mi rollo, la verdad, aunque hay que reconocer que sonaron muy bien. Los últimos que vi fueron a los The Fiend, otro grupo del denominado Uk Punk82 que se formaron allá en 1980. Sonaron como una apisonadora, destacando que tanto los guitarras como el bajista bajaron los pies de micro a la pista, por lo que tuvieron espacio suficiente para moverse a la par que cantaban (el bajista encima se quitó las zapatillas y tocó en calcetines, muy punk!!). The Fiend se autoproclaman como hard core, pero si tienes en cuenta esta etiqueta pensando en los USA, te pasará lo que a mí, que más que asociarlos al clásico hc americano, me sonaron más que nada al clásico punk cañero que fue tan popular en Uk en los 80… Bueno, pues me supo mal perderme a los AOS3 y a los Roughneck Riot, los dos grupos que más me apetecía ver, pero en fin, otra vez será. Hasta la próxima!